lunes, 5 de diciembre de 2016

SOBRE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

Resultat d'imatges de constitucion española


Escrito por Luis Roca Jusmet

 La Constitución española aprobada el año 1976 hay que entenderla en el contexto en que aparece, es decir el de la transición de una dictadura a una democracia, que se da en condiciones especialmente complejas. 
 El franquismo duró casi 40 años y esta larga duración se explica por la combinación de métodos represivos e ideológicos. Ninguna dictadura puede aguantar, por muy feroz que sea su represión policial, si tiene toda la población en contra. El régimen, por su parte, salió de una guerra civil que duró tres años. Lo cual quiere decir que la población española estaba dividida. Aunque los militares que dieron el golpe representaban los intereses de un sector minoritario ( oligarquía financiera y terrateniente, capital industrial, jerarquía militar y eclesiástica) supo movilizar a amplios sectores populares en su apoyo. La explicación es clara : la ideología. Al ganar la guerra civil el régimen golpista inició una represión atroz y sistemática de todos los sectores que consideraban republicanos. Los hijos de los perdedores tuvieron que sobrevivir callando y se fue creando una despolitización general, un conformismo generalizado. Los defensores activos del franquismo eran tan minoritarios como los luchadores antifranquistas. Ciertamente que se fue creando un movimiento obrero en las grandes fábricas, sobre todo, junto a un movimiento estudiantil que cada vez tenía más fuerza. Esta resistencia estaba sobre todo organizada por el PCE-PSUC y CCOO. Digo sobre porque existían otras organizaciones socialistas, izquierdistas, nacionalistas periféricos y liberales progresistas que formaban parte del conglomerado antifranquista.
 Cuando muere Franco, el movimiento antifranquista no tiene suficiente fuerza ni recursos como para organizar y garantizar mínimamente una victoria en la calle sobre el aparato policíaco-militar franquista. Pero las estructuras políticas del franquismo, ya bastante deterioridadas, se debilitan mucho más con la muerte de Franco. Porque Franco era el Bonaparte que unía a todos los sectores. Se había pasado de una Dictadura militar-fascista a una Dictadura militar-bonapartista. Lo cual quería decir que no había un elemento para cohesionar a las diferentes familias del franquismo mientras que el Ejército controlaba el monopolio de la violencia. La situación se complicaba por las acciones armadas de ETA y la crisis económica. Los sectores menos ideologizados y pragmáticos del franquismo ven la necesidad de una reforma política en profundidad sin calibrar exactamente cual sería su alcance, aunque la legalización del PCE-PSUC quedaba excluida claramente de entrada, así como el cuestionameinto del nacionalismo español. Poderes internacionales ( USA y Europa) presionan por una cambio político. Se imponía una negociación pero esta negociación, mal que les pesara, pasaba por el PCE-PSUC, que ya controlaba relativamente el movimiento obrero ( a través de COO) y estudiantil. Pero no hay que olvidar que el movimiento franquista todavía existente se oponía frontalmente al cambio. Y el Ejército vigilaba las líneas rojas ( no legalización del PCE-PSUC, mantener la Unidad de la Patria española). Y, por supuesto, la exigencia de no pedir reponsabilidades por los crímenes y torturas del franquismo ( que para ellos aparecían de otra manera, por supuesto).
 En este contexto se elabora una Constitución en la que participó la izquierda ( PCE-PSUC, PSOE) y los nacionalistas ( CDC, PNV). Una Constitución que tuvo sus limitaciones ( mantenimiento monarquía, papel explícito del Ejército para mantener la Unidad de España, mantenimiento trato favorable a la Iglesia..) pero que se se formulaba como la base legal de un Estado de derecho que garantizaba la ciudadanía con plenos derechos de los españoles. Como mínimo era la segunda Constitución democrática que lo hacía en toda la historia de España ( incluida Cataluña y el País Vasco). Y en la correlación de fuerzas existentes dudo que fuera posible una opción mejor. La Constitución debe entenderse como una ruptura del franquismo, no como una continuidad. Los franquistas, los izquierdistas ( en el sentido infantil apuntado por Lenin) y los nacionalistas radicales estaban en contra. El PNV pidió la abstención, que solo ganó en el País Vasco.

sábado, 3 de diciembre de 2016

LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y LA TRANSICIÓN


Reseña 

Los partidos en la Transición. Las organizaciones políticas en la construcción de la democracia española.


Rafael Quirosa-Cheyrouze y Muñoz (ed)


Madrid : Biblioteca Nueva, 2013
 


  Escrito por Luis Roca Jusmet



La transición vuelve a estar de moda. Y está bien que lo esté, porque continúa estando pendiente un análisis riguroso, desde la distancia crítica y sin que esté marcada por las preferencias político-ideológicas de cada coyuntura. Porque se ha pasado de una valoración idealizada (la Transición española como modelo) a una devaluación absoluta por parte del círculo ideológico de Podemos. Pero también están apareciendo trabajos muy precisos y muy interesantes como esta publicación y su complementaria, un libro que ya apareció hace pocos años sobre los movimiento sociales y la Transición. Ambas forman parte de un ambicioso proyecto de científicos sociales, historiadores en su mayoría, liderados por Rafal Quilosa-Cheyrouze. Se tratan de unas investigaciones sobre el Tiempo Presente que me parecen, con todas sus dificultades, imprescindibles.

El libro está estructurado en tres bloques que, en realidad, se pueden reducir a dos. Bien precedidas por cierto, por una buena presentación del coordinador, Rafael Quirosa-Cheyrouze. Una, la primera parte que recoge una serie de artículos que analiza la Transición, alguna de sus variables y el contexto de cambios de regímenes autoritarios a democráticos que se dan en Europa. Los dos primeros artículos, que presentan una valoración más global, son los que me han parecido más interesantes. Uno es el de Encarnación Lemus López, catedrática de Historia contemporánea de la Universidad de Huelva. Su artículo me parece un buen inicio porque marca justamente la necesidad de equilibrar una visión excesivamente crítica de la Transición, que en un determinado momento fue imprescindible para desmitificarla. Presenta varias cuestiones interesantes, desde una revaloración de lo que había tratado de manera muy crítica. Ciertamente que fue un proceso reformista dirigido desde el gobierno y basado en unos pactos que tuvieron un papel claramente desmovilizador. El miedo fue un factor fundamental y quizás detrás de los diferentes miedos concretos (al terrorismo, a la guerra civil, a la revolución, al golpe de Estado hubiera un cierto miedo a la libertad. Pero lo cierto es que acabaron transformándose las instituciones y pudo consolidarse, con todas sus imperfecciones, una democracia. Es interesante también su reflexión positiva sobre las redes de coordinación de los grupos antifranquistas que acabaron en la Platajunta. Montserrat Duch, profesora de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, complementa bien el trabajo anterior y ambos dos dan un buen marco general para entrar en el análisis más concreto de los partidos. Nuevamente el papel del miedo y el del consenso, pero también trata aquí de manera lúcida es papel del olvido. La contradicción entre un movimiento antifranquista desde abajo que no tenía la suficiente fuerza como para derribar al régimen y toda una operación de ingeniería política desde arriba, entre el entusiasmo inicial y el desencanto posterior. Señala el error de una formulación genérica falsamente simétrica ("Todos fuimos culpables) y la falta de responsabilidades concretas que se derivaron de la. Fue el precio de la llamada "reconciliación nacional", la creación de un "muro de silencio" cuyas consecuencias quizás todavía estemos pagando. Completan este primer bloque un riguroso análisis del sistema electoral y su parcialidad y otro que analiza el tipo de discursos políticos en la Transición. Trabajos empíricos que corresponden respectivamente a Alvaro Soto Carmona( de la Universidad Autónoma de Madrid) y a Mario P. Díaz barrado ( Universidad de Extremadura). Y finalmente los análisis de las transiciones políticas de Portugal, los países de la antigua Europa del Este y México, que corresponden a Fernando rosas ( de la Universidad Nova de Lisboa), José Weldenberg (de la Universidad Nacional Autónoma de México) y Guillermo A. Pérez Sánchez 
( Universidad de Valladolid). Este último me parece especialmente interesante porque nos ofrece de una manera muy sintética y clara todo la reconstrucción del efecto dominó que empezó en Polonia y acabó en Bulgaria.

Entramos después en el que es el segundo bloque, que es el análisis de los partidos, subdividido en los estatales y en los nacionalistas-regionalistas. Los primeros van de la extrema derecha a la extrema izquierda y los segundos de las llamadas "nacionalidades históricas" a las "regiones", algunas de las cuales quieren constituirse igualmente como "nacionalidades". En conjunto está bien pero falta quizás los elementos de conexión entre unos partidos y otros ( que los hay, aunque sean débiles) y entre los "estatales" y "no estatales". Quedan los análisis excesivamente divididos y faltan, bajo mi punto de vista, algunos elementos claves.

El análisis de la extrema derecha de José L. Rodriguez Giménez ( Universidad Rey Juan Carlos) es preciso y riguroso, peor no del todo completo. La extrema derecha que analiza es la que surge de la radicalización del propio franquista pero no entre en lo que sería el fascismo con pretensiones europeistas ( vinculado por ejemplo al italiano) con grupos como CEDADE. Es decir grupos de extrema derecha que plantean una retórica más antisistema que conservadora. Esto nos permitiría ver la débil pero real red que se teje en el franquismo entre la extrema derecha y la extrema izquierda a través de personalidades importantes que no aparecen en el libro. Este es el caso de Juan Colomar. Procedente de Mallorca viene a Barcelona en los años 60 y se integró en las falanges universitarias pero siempre desde la disidencia. Después de una transformación ideológica entró en el FOC y fue el impulso de su núcleo troskista, el grupo Comunismo. Fundó la LCR y dentro de ella la Liga Comunista desde el grupo "Encrucijada" ( paso al artículo sobre la extrema izquierda). Tras la muerte de Franco vuelve a sus lecturas nietzscheanas y se relaciona con Ernesto Milá, dirigente de estos últimos grupos fascistas de retórica disidente. Luego fundará en los años 90 el grupo "Partido nacional Republicano" : anticapitalista, españolista y xenófobo.

Vamos ahora al interesante capítulo sobre Alianza Popular, cuyo preciso análisis corre responde a Charles Powell ( Universidad CEU-Sao Paolo). Muy interesante los matices que nos permiten entender, sobre todo, el ambiguo papel de Fraga en la Transición. Manuel Ortiz-Heras ( Universidad de Castilla-La Mancha/SEFT) traza igualmente un análisis muy riguroso sobre el complejo papel de Suárez y la fundación, devenir y crisis de la UCD. Finalmente, Rafael Quirosa-Cheyrouze y Muñoz , junto a Mónica Fernández Amador ( ambos de la Universidad de Almería) nos muestran su trabajo sobre "el nacimiento y muerte del Centro Democrático Social" a partir del intento de Suárez de sobrevivir con un partido propio al debacle de la UCD. Solamente quería añadir un detalle que no aparece y que es interesante para ver estas extrañas redes que se van tejiendo entre personas que se van desplazando por grupos ideológicos aparentemente incompatibles. El hombre que montó el CDS en Cataluña y que fue el único diputado en las elecciones en que participó el grupo fue Antonio Fernández-Teixidó. Este hombre era el brazo derecho de Juan Colomar, del que he hablado. Pero cuando Colomar cuestionó el troskismo y acabó derivando hacia un entorno para fascista Fernández Teixidó lo hizo hacia el liberalismo. Fracasado el CDS entró por la puerta grande en CDC de la mano de Jordi Pujol, grupo del que es parlamentario y del que fue incluso Conseller.

La parte que habla de los partidos de izquierda es, para mí, la menos lograda. Lo es porque tanto el que habla del socialismo, como el del PCE y el de la izquierda revolucionaria me parece muy disperso, poco centrado en el hilo conductor fundamental, sobre todo el de la izquierda revolucionaria. El artículo de Abdón Mateos López ( Centro de Investigaciones históricas de la Democracia Española de la UNED) se titula "Del laberinto socialista al partido de la transición". Y ciertamente lo es, por lo que resulta difícil sintetizo lo fundamental. Pero de todas maneras opino que da un papal excesivo a Tierno Galván y al PSP y se olvida del núcleo fundamental que funda el PSC catalán, que tendrá un papel fundamental en la constitución del PSOE. Tanto los que venían del MSC ( Raventós y Obiols) como del FOC ( Pasqual Maragall, Narcís Serra, Isidre Molas). También es interesante el proceso seguido por el Partido Socialista de Euskadi a partir de la incorporación de Euskadiko Ezquerra, aunque ya se aleje de la Transición como tal. Igualmente el papel crítico de Pablo Castellano y de Izquierda socialista. En todo caso no quiero negar el valor que indudablemente tiene un artículo que, evidentemente, no puede hablar de todo.

Tenemos después el artículo de Antonio Elorza sobre el partido comunista titulado extrañamente "Comunismo y nacionalismo en la Transición". Digo extrañamente porque la posición del PCE en el tema de las nacionalidades periféricas me parece importante peor no central. Ciertamente que tiene un papel en el PSUC pero el tema del papel y la deriva del PCE-PSUC en la Transición va más allá de esta problemática. El autor del artículo es el único que tiene una doble condición diferente de los demás: participó activamente en lo que analiza y es también un escritor mediático. El artículo me parece demasiado parcial e insuficiente, parece más centrado en las cuestiones que analiza personalmente Elorza que no en una visión amplia de lo que trata. Por otra parte me parece que olvida ( en un caso la cita, en otro ni la nombra) a dos personalidades fundamentales del PCE y del PSUC respectivamente, expulsado por disidente el primero y autexcluido el segundo. Me refiero a Fernando Claudín y Manuel Sacristán.

jueves, 1 de diciembre de 2016

CONTRA EL NACIONALISMO

Resultat d'imatges de contra la seduccion de la frontera


Reseña de 

La seducción de la frontera. Nacionalismo e izquierda reaccionaria. Contra Crogmagnon 3

Félix Ovejero Lucas

Barcelona : Montesinos, 2015

Escrito por Luis Roca Jusmet

Tuve la oportunidad de conocer a Félix Ovejero cuando aceptó de manera desinteresada mi invitación a participar en un debate sobre el tema del derecho a decidir en el instituto donde trabajo.
Félix se me mostró como una persona con una actitud amable pero con unas ideas beligerantes. Para él el tema del nacionalismo catalán no admite concesiones . Es, para él, el primer enemigo a batir por una izquierda que sea consecuente. Y él se encuentra, como todos sabemos, en territorio comanche, ya que en Cataluña la izquierda ha caído en las redes del discursos nacionalista.
Este libro es el tercero de la serie Contra Cromagnon 3 y es, he de decirlo, imprescindible para los que consideramos que izquierda y nacionalismo son incompatibles. Para los que sabemos que la cuestión no es elegir entre un nacionalismo catalán o uno español, como se empeñan en hacernos los que no entienden que lo que aquí nos jugamos es entre una concepción cívico-republicana de la nación o una idea étnico-cultura lista. La primera está en la tradición de la izquierda ilustrada, que no puede entender la libertad si no es complementándola con la defensa de la igualdad de derechos. Porque de esto se trata, de defender una comunidad política fundada sobre la universalidad de la ciudadanía y no sobre un criterio particular identitario. No ceder no un milímetro en este planteamiento, esta es la dura tarea que se ha impuesto a sí mismo Félix Ovejero y que ofrece a sus lectores como una buena caja de herramientas para la lucha ideológica,
El libro está dividido en tres partes. En la primera nos ofrece un análisis histórico y crítico de lo que quiere decir nación en el mundo moderno y sobre las falacias en las que se basa el supuesto derecho a la secesión. Falacias que tienen una fundamentación ideológica en el liberalismo y no en el republicanismo progresista, mal que le pese a esta izquierda que Félix Ovejero no duda en calificar de reaccionaria. En el segundo entra en un análisis del relato nacionalista vasco y catalán, discurso desde el que se plantea legitimar la reivindicación de una supuesta emancipación nacional de un estado opresor. Para ello acudirá, por una parte, al análisis que hace Gaizka Fernández Soldevila en su excelente estudio sobre la historia de Euskadiko Ezquerra. Luego pasa, siguiendo el caso vasco, a la escritura autobiográfica de Teo Uriarte, que pasó de la dirección de ETA a una apuesta radical contra su totalitarismo nacionalista. También acude a la historia de Antonio Robles, que explica su experiencia personal en Cataluña. En el análisis de como se construye y se impone este relato no falta la referencia a Martin Alonso, que nos proporcionó un análisis muy preciso y lúcido de como un grupo de intelectuales, sobre todo historiadores, se constituyó en el grupo ideológico de las élites políticas catalanas. La tercera parte del libro, bajo el título de "Debates" es una recopilación de los mejores artículos de Félix Ovejero sobre el tema, así como de un interesante debate con Arcadi Oliveras que en su momento publicó la revista El Viejo Topo.

EL CATALANISMO : DEL ËXITO AL ÉXTASIS






Escrito por Luis Roca Jusmet



El catalanismo, del éxito al éxtasis. 1. La génesis de un problema social.

Barcelona : El Viejo Topo, 2014



Martin Alonzo Zarza es un lúcido científico social ( doctor en ciencias políticas, licenciado en sociología, filosofía y psicología) que ha trabajado críticamente el tema del nacionalismo y la retórica de la violencia.. Este libro es el primero de los tres que formarán parte de una análisis del movimiento sobernaista-independentista que se ha llamado a sí mismo "el procés".

El objetivo de este primer libro es entender como se ha gestado el problema. Esto quiere decir que no puede entenderse como un proceso espontáneo sino como el producto relativo de una cierta ingeniería social. Digo relativo porque está claro que han aparecido contingencias, que no todo responde a una planificación, aunque sí a la dirección de una élite. ¿ Cuál es el problema ? El problema es que Cataluña está sometido, se dice, desde hace cuatro siglos, al dominio de España. La única solución es la emancipación, es decir, la independencia. La caja de herramientas para analizar el proceso es la metodología del EPS ( Estudio de los problemas Sociales).

Se trata, de entrada, de entender el relato que define y justifica el problema y su solución. Relato que, para funcionar, debe interiorizarse por amplios sectores de la población, que entonces se movilizarán para resolverlo, Se trata de crear unas estructuras cognitivas compartidas, que dan un terminado significado a los hechos y provocar una determinadas acciones. Lo que podríamos llamar un "imaginario colectivo". Son por tanto una ideas estructurales que se van solidificando con sus mecanismos de defensa. Esto ocurre en un contexto concreto, que no hay que olvidar, que es la crisis de la izquierda, que ya venía del hundimiento del PSUC,y el agotamiento del pujolismo. Pero el pujolismo había hecho un trabajo muy eficaz para ir generando esta identidad colectiva sobre la base de la lengua y la cultura, basada en unos constructos simbólicos. Es el éxito del catalanismo, que podemos constatar en el hecho de que casi todos los parlamentarios son catalanistas. Todo ello en un contexto de los dramáticos efectos de la crisis.

A partir de aquí el EPS analizará, desde estas condiciones previas, la dinámica que se va generando y los nuevos elementos y actores que se van incorporando. Es el paso del catalanismo del pujolismo al éxtasis soberaneara de ERC ( al que se incorpora la nueva dirección de CDC) y de la Asamblea nacional Catalana y Ómnium Cultural. Se va constituyendo un problema social sobre una verdad narrativa que funciona como legitimadora de la acción colectiva. El EPS entiende que hay siempre una dimensión objetiva y otra subjetiva del problema. La subjetiva hace referencia a cual es la percepción subjetiva de lo que va ocurriendo, lo cual determina las motivaciones de los actores. Se establece así un régimen de verdad en el que los enunciados tienen un carácter performativo. Es decir, existe el agravio precisamente porque se afirma, con lo cual entramos en una argumentación circular. Al mismo tiempo hay lo que Alonso llama un enrolamiento axiológico, que quiere decir que el mismo enunciado establece la superioridad moral del que lo enuncia desde el victimismo. A partir de este relato que se va cocinando medida que se va constituyendo la demanda. la demanda.

Martin Alonso nos describe el proceso de manera precisa. El año 2002 surge la Comisión de la Dignidad por la exigencia de que vuelvan a Cataluña los Papeles de Salamanca. El 2003 gana las elecciones Pasqual Maragall, que reivindica una reformulación de l´Estatut, con el apoyo de Zapatero. Estamos en el Gobierno del Tripartit ( PSC, ERC y ICV-EUiA). Las encuestas dicen que el tema del autogobierno solo preocupa al 3%. A la manifestación de la Diada asisten 6000 personas. El 10 de mayo del 2014, el Conseller de la Generalitat, Josep Bargalló , d´ERC. En esta conferencia apunta como horizonte el 2014 para dar un salto adelante hacia el independentismo y critica los 25 años de Autonomía. El proyecto, diseñado por una élite político, es pasar a la ofensiva en el camino hacia la independencia en un proceso en el que la llamada sociedad civil debe tener el protagonismo.

EL CATALANISMO, DEL ÉXITO AL ÉXTASIS II La intelectualidad del “proceso”




Martín Alonso

Barcelona : El Viejo Topo

  Martin Alonso Zarza es un lúcido científico social ( doctor en ciencias políticas, licenciado en sociología, filosofía y psicología) que ha trabajado críticamente el tema del nacionalismo y la retórica de la violencia.. Este libro es el segundo de los tres que formarán parte de un análisis del movimiento soberanista-independentista que se ha llamado a sí mismo "el proceso". El objetivo del  primer libro era entender cómo se ha gestado el problema y la solución. Para el autor es un  producto relativo de una cierta ingeniería social. Digo relativo porque está claro que han aparecido contingencias, que no todo responde a una planificación, aunque sí al proyecto de una élite política. La caja de herramientas que utiliza Martín Alonso como análisis es la metodología del  EPS (Estudio de los Problemas Sociales). Este primer libro, como ya dije en el momento de hacer la reseña, me parece imprescindible para cualquiera que esté interesado por el tema.
 Martín Alonso distingue tres planos explicativos complementarios del PI( proceso independentista): la acumulación del poder en una élite, los recursos y la producción intelectual que la justifica. Partimos de la construcción de una identidad nacional. La identidad es siempre una identificación subjetiva y se basa en la creencia que el actor tiene de sí mismo. La identidad nacional es una identidad de grupo, que viene siempre definida por los límites entre “nosotros y ellos”. Hay un narcisismo de las pequeñas diferencias ( como diría Freud), en la que nos centramos en lo que nos separa y nos identificamos con ello; lo sacralizamos a través de mitos. Hay todo un mercado de ideas del soberanismo, en el que hay unas élites que dirigen y tienen intereses en el proyecto, unos intelectuales que crean la ideología necesaria y unas  masas que reciben el mensaje y se movilizan. Los recursos son de orden material (dinero, infraestructuras, inmateriales y mensurables ( tiempo, organización, contactos, movilizaciones) e inmateriales y no mensurables ( capital simbólico: ideología, conocimientos, información). Las élites dirigen los recursos materiales, las organizaciones políticas y sociales los recursos inmateriales mensurables y los intelectuales el capital simbólico. El marco da seguridad psicólogica y recompensas materiales y simbólicas.  Las élites son siempre las mismas
 El libro se centra mucho en el reclutamiento de los intelectuales y la competencia imperfecta que genera en el mercado de las ideas. Los nacionalistas son apoyados, subvencionados, promocionados por las élites dirigentes. Los críticos al nacionalismo todo lo contrario, hasta el punto de la exclusión. Se centra en varios casos concretos, especialmente los conversos de la izquierda al nacionalismo. Otro de los temas que merecen para el autor un estudio exhaustivo por su importancia, es el del Simposio Cataluña contra España, el Tricentenario (1714-2014) y la inauguración  del Born Centro Cultural (BCC). Hay aquí todo un trabajo de distorsión histórica para adaptar los procesos al relato que debe concluir en la necesidad de la independencia. Martín Alonso señala y critica la importancia de los historiadores en la construcción de mitos nacionales en diferentes casos concretos. La historia ha sido claramente instrumentalizada.
 Otra cuestión que aborda es la de los recursos combinados de movilización, desmovilización y contramovilización. Movilización a favor del soberanismo-independentismo, contramovilización cuando aparece una reacción (ya desde el caso del Foro Babel, hace ya décadas) hasta la desmovilización de los sectores que no participan en el movimiento. Todo evidentemente en una dinámica que oculta detrás de lo étnico lo social, es decir la lucha de clases.

SOBRE LA FUNCIÓN POLÍTICA DE LOS NACIONALISMOS

Resultat d'imatges de DIOSES UTILES

Reseña 

Dioses útiles. Naciones y nacionalismos

José Álvarez Junco

Barcelona : Galaxia Gutenberg, 2016

 Escrito por Luis Roca Jusmet

La verdad es que el título que he puesto a la reseña puede ser solamente uno entre otros posibles y adecuados. Porque los temas y problemas que trata el autor son muchos y todos los aborda desde la lucidez, el rigor y la claridad.El libro está dividido en dos bloques diferenciados, el primero de los cuales, metodológico y conceptual es un instrumento más que valioso, tanto para saber lo que podemos entender hoy por nación cómo por nacionalismo. El autor nos explica muy bien cómo los estudios científicos contemporáneos cuestionan los tópicos heredados sobre el tema. Que el sentimiento nacional es un fenómeno natural de pertenencia a una sociedad, tan antiguo como ella; que el Estado es una construcción que tiene como base natural la nación ; que el nacionalismo es una doctrina política moderna. Estas hipótesis se replantea en términos críticos a partir de la Segunda Guerra Mundial y de los desastres provocados por los nacionalismos. Desde estos nuevos planteamientos se pasa a considerarse a la nación como un efecto, más que cómo una causa, del Estado moderno. El sentimiento nacional es moderno, aunque pueden encontrase antecedentes en la Biblia ( la creencia de los judíos como pueblo escogido) o de Grecia ( cómo pueblo civilizado frente a los bárbaros). Lo más específico del nacionalismo moderno es que va ligado a la idea de soberanía popular : la nación es soberana y es, por tanto, un sujeto político. Dentro del nacionalismo hay que diferenciar entre el cívico-republicano, ligado a la revolución francesa, y el étnico, ligado a la construcción de Estados como Alemania. Se hace también una sugerente analogía entre el nacionalismo y la religión; se pone también de manifiesto su utilización por la élites dominantes para consolidar su poder o para oponerse a él por parte de las élites locales.
Destacaré sobre todo la definición de la antropóloga Benedict Anderson en su concepción de la nación como un artefacto cultural que puede definirse como una "comunidad imaginada" ; ligada por cierto a la revolución técnica de los medios de educación y a la masificación de la educación, que le permiten que la población interiorice su relato y símbolos. Eric Hobwsman señalará que también hay que enterderla como ligada al liberalismo, en el sentido de abrir espacios políticos antifeudales y antimonárquicos y ampliar y estructurar los mercados. Se va señalando su carácter de fenómeno de masas y la coexistencia entre un nacionalismo heroico y agresivo y otro más banal y cotidiano. La sociología histórica de autores como Charles Tilly insistirá en el aspecto político más que en el cultural en la formación del Estado-nación. Será el creador de una burocracia como nuevo centro de poder. En todo caso, la nación es siempre construcción cultural, tenga más o menos bases objetivas. Esto llevará al problema de fondo de que hasta que punto hay características objetivas y hasta que punto es una identificación subjetiva. En la mayoría de casos hay una continuidad con las monarquías europeas pero solo esto. Ávarez Junco plantea, la necesidad de una distancia crítica y una objetividad del historiador, que no que no puede verse atrapado por los propios mitos creados por el nacionalismo. La definición final es que la nación es "un conjunto de seres humanos entre los que domina la conciencia de tener rasgos que los identifican como grupo ( lo cual implica un doble movimiento de unir y de separar) en un territorio. El Estado moderno es, entonces, "un conjunto de instituciones públicas que administran un Estado con medios coactivos, con recursos propios y capacidad de legislar."

viernes, 25 de noviembre de 2016

PSICÓPATAS : ¿ PERVERSOS O PSICÓTICOS ?

Resultat d'imatges de hablemos de kevin


Escrito por Luis Roca Jusmet

 Los casos de adolescentes que, en un determinado momento, van al instituto y empiezan a matar, de una forma consciente y planificada presenta un enigma totalmente inquietante.
El día 20 de abril de 2015 ocurre en un instituto de Barcelona una tragedia que acaba con un profesor muerto y algunos profesores y alumnos heridos. Un chico de trece años, de segundo de ESO, acuchilla a una profesora y mata de un tiro de ballesta a un profesor que entra en el aula al oír los gritos que provoca el hechoasos lo hacen solos o acompañados, en algunos se suicidan al final y en otros no. 
Otra casuística todavía más terrible es ciando además matan a su madre, a su padre o a ambos. Evidentemente las teorías cognitivos-conductistas o los neurocientíficos son incapaces de explicar desde sus conceptos este tipo de acontecimientos. Teorías que, como el psicoanálisis, intentan aproximarse a la mente del ejecutante pueden darnos alguna pista para entenderlo. 
 Hay una película que aborda el tema con la complejidad que merece.Se trata de Tenemos que hablar de Kevin ( We need to talk about Kevin, Lynne Ramsay, 2011).El filme se basa en una novela ficticia que presenta un caso tan fuerte como posible. Aunque son la madre y el hijo y su relación dual el eje central el papel del padre es determinante en la tragedia. La película se inspìra en una novela, aunque con esta mantiene algunos matices diferentes, ya que en la primera Eva no quiere tener un hijo, aunque acaba cediendo a la demanda de su marido. En el filme esta falta de deseo se formula de manera más ambivalente. Ella dice que quiere tenerlo pero está claro que detrás de esta decisión no hay un deseo, ya que aunque el padre no formula la demanda si parece haber también un deseo de paternidad. Una historia que dura dieciocho años y nueve meses, desde la concepción de Kevin hasta su mayoría de edad. En realidad empieza antes, porque como sabemos hay toda una carga simbólica e imaginaria anterior que tiene mucho peso, que es lo que representa este hijo para el padre y para la madre, el lugar que ambos le asignan. En estos años, desde el principio hasta el momento de la tragedia, padre, Franklin, trata a su hijo como un colega y es totalmente permisivo con él. Volvemos al planteamiento de Massimo Recalcati. Una de las cosas que señala como problemática es la confusión de generaciones, el que el padre y el hijo, una vez adolescente, se traten como iguales. Kevin es lo que llama el hijo-Narciso, el que ha sometido toda la vida familiar a sus exigencias narcisistas. Kevin es un narciso que establece una lucha a muerte con su madre. Es como si para vivir necesitara matar a la madre. El rechazo de la madre es realmente radical,por lo menos a nivel inconsciente, Es un desafío y una transgresión permanente, pero no con respecto al padre sino a la madre. El padre no es portador de la Ley, es una familia sin ley. Kevin vive encerrado en un universo especular. Su mundo es él enfrentado a su madre. No puede resultar más evidente el carácter autodestructivo del narcisismo. Volvemos aquí a un mundo donde los adultos se han evaporado. No se trata de que el padre de Kevin sea autoritario, de que le castigue. Ciertamente que no le pone límites, pero es que además no se comporta como un adulto, como una referencia ética para Kevin, no puede transmitirle un deseo, un Ideal. Kevin está aprisionado en el goce mortífero y él mismo exige límites. Únicamente cuando su madre le tira al suelo y le lesiona el brazo es capaz de mostrarse como portadora de una Ley. Es lo único que Kevin le reconoce, el acto sincero en que le pone límites. En realidad no hay padre simbólico, hay únicamente un padre real, que existe, y un padre imaginario. Pero este padre real y su imagen son solo sombras en el mundo de Kevin. Igual que su hermana, igual que los compañeros del instituto. El acto de Kevin va dirigido a la madre, los otros son meros instrumentos para su goce. ¿ Y que tipo de goce le puede producir a Kevin su acto ? Es el goce sádico, eterno, con respecto a su madre. Kevin no mata a la madre ni se mata a él, quiere mantener el goce de ver a su madre destruida de por vida por su acto.

SOBRE LA PULSIÓN DE MUERTE Y LA CLÍNICA DEL VACIO : MASSIMO RECALCATI




 Escrito por Luis Roca Jusmet

 Como es bien sabido Sigmund Freud provocó varios escándalos. El primero por afirmar la existencia del inconsciente, que fue considerado el tercer ataque frontal a la vanidad humana. El primero lo había formulado Copérnico al decir que no estamos en el centro del mundo. El segundo Charles Darwin al plantear que los humanos somos una simple derivación de la evolución azarosa de las especies. Cuando Freud afirma que ni somos dueños de nuestra casa porque la conciencia es solo un aspecto superficial de nuestro psiquismo y que lo que nos acaba determinando es inconsciente y por tanto ignorado por nosotros mismos.  El segundo escándalo vino de su afirmación de que existía una sexualidad infantil y que todos los humanos atravesamos la fase edípica. Esto era inconcebible e intolerable por una sociedad impregnada de moral victoriana.
 Pero el tercer escándalo no dio lugar a ninguna reacción espectacular. Simplemente se ignoró, incluso por la propia tradición pscionalítica. Era la afirmación de la pulsión de muerte, que era un más allá del principio del placer. Freud había definido el placer como un principio homoestático, orientado al equilibrio, a la eliminación del malestar de la tensión, perturbación interna del organismo. Esto quería decir que el organismo sufría una perturbación interna cuando experimentaba una carencia, una necesidad no resuelta. Por lo tanto los humanos queremos el placer, el bnienestar y evitamos el malestar, el sufrimiento, el dolor. Jeremy Bentham lo había planteado en estos mismos términos y a partir de aquí había deducido su moral utilitarista. Su discípulo John Stuart Mill había matizado la cuestión planteando la complejidad del deseo humano y el aspecto cualitativo, no solo cuantitativo de sus placeres. Freud, por cierto, había leído con atención a Mill e incluso lo había traducido del inglés al alemán. 
 Con el descubrimiento del inconsciente Freud introduce un cambio cualitativo que es la noción de deseo vinculada al inconsciente, a lo que llamaba una identidad de percepción primigenia. Hay en el humano un elemento indestructible del deseo, ligado a una primera y originaria satisfacción cuya realización es imposible. Es toda la línea teórica que se ignagura con "La interpretación de los sueños" . Hay una represión primordial ligada a este deseo imposible incestuoso y los sueños,lapsus. actos fallidos y síntomas son manifestaciones de este deseo. Es la Otra escena de nuestro psiquismo.  Pero cuando Freud, en su incansable trabajo de investigación vinculado a la clínica, formula la hipótesis de la pulsión de muerte en su escrito "Más allá del principio del placer" llena de estupor a sus discípulos y aumenta el escepticismo y la burla de sus críticos. En este texto Freud formula la tendencia del ser humano al grado cero de tensión, que sería la muerte. Pero al mismo tiempo relaciona esta tendencia con los impulsos autodestructivos o de fijación en el dolor del ser humano. Es como una especie de masoquismo primario. Posteriormente en su ensayo "El malestar de la cultura" la pulsión de muerte se identifica con una agresividad primaria, que sería la exteriorización de esta pulsión de muerte. Los psicoanalistas que se tomaran muy en serio ( y que no la negaran o pasarán por ella de puntillas) son de hecho, los más potentes : Melaine Klein y Jacques Lacan. Lo que voy a tratar aquí de las consideraciones sobre el tema que hará el psicoanalista Massimo Recalcati.

 Me voy a centrar en un breve pero muy denso texto para explicar lo que plantea Recalcati. Forma parte de un librito llamado "Lo Real en Freud" y el texto se titula precisamente "Meditaciones sobre la pulsión de muerte". Primera meditación : "El inconsciente como subversión y el inconsciente como destrucción." Plantea aquí dos sentidos del inconsciente, el primero de los cuales está estructurado como un lenguaje y es el lugar del deseo reprimido. Es el que marca la división del sujeto, entre el sujeto con una identidad simbólica u el sujeto del deseo, es decir del inconsciente. Pero el inconsciente como destrucción es el de la pulsión de muerte, el de la repetición, el del sujeto vuelto contra sí mismo. La segunda meditación se llama "Dos arqueologías" y nos presenta el psicoanálisis como ciencia de las huellas ( de este deseo reprimido) y como muestra de esta fuerza pulsional que nos conduce a la muerte . La tercera meditación la titula "Conservación y destrucción". La pulsión de muerte plantea la relación entre conservación y destrucción a través del narcisismo, de un goce que en su extremo es mortífero. La cuarta meditación la denomina "El sujeto en eclipse" y trata de que la pulsión de muerte nos muestra que la desaparición del objeto conduce también a la del sujeto. Al perder el objeto nos podemos perder con él. como pone de manifiesto el melancólico.
  La última es la de "La clínica contemporánea como clínica de la pulsión de muerte" Aquí hay todo un trabajo que en otro post explicaré sobre lo que Recalcati llama "la clínica del vacío" ligada a la pulsión de muerte como goce desrregulado y mortífero. En sus libros "Clínica del vacío.Anorexias, dependencias, psicosis" elabora este tema. En la época de Freud existía la clínica de la falta, ejemplificada en las neurosis de transferencia ( histeria, neurosis obsesiva, fobia...). Eran consecuencia de un retorno del deseo reprimido en forma de síntoma, en un sujeto dividido por la represión. Era una falta de ser que habitaba el sujeto. 
 Hoy podemos hablar de una clínica del vacío, basada en la desconexión del sujeto y el Otro, de un rechazo del Otro simbólico. Se promueven los objetos que taponan el vacío y este no se puede transformar en falta. Solo hay angustia en este vacío, No hay encuentro tampoco con el Otro sexo, es la época del antiamor. No hay un Ideal. No es una estructura clínica nueva, son nuevos síntomas que hay que reesituar y que corresponden muchas veces a estructuras psicóticas ( muchas veces no desencadenadas en forma de delirio o alucinación )y perversas. Son la anorexia-bulimia, las toxicomanías, las dependencias patológicas, la depresión, la obesidad.

DOMINIO MASCULINO, PARANOIA Y RESPONSABILIDAD LEGAL

 

Escrito por Luis Roca Jusmet

 Leí en el periódico, hace ya unos días, que un hombre joven, de 26 años, tuvo encerrada a su mujer durante un año en su casa de Alicante. Parece que durante este tiempo la agredía de manera sistemática.. La noticia, por desgracia, no sorprende. Lo que sí sorprende algo más es que el padre del hombre conviviera con ellos. O que los vecinos no se dieran cuenta de nada y por el contrario le pareciera una pareja muy enamorada y que el hombre tenía una actitud muy amable con su mujer. La sociología nos permite explicar estos hechos bajo la idea del dominio masculino. Padre e hijo comparte el mismo desprecio hacia la mujer. La presión, el miedo y la vergüenza la mantienen callada hasta que explota por lo insoportable de la situación.
 Pero se mantiene algún enigma que no explica la sociología. El hombre, dice la mujer, cambió de actitud radicalmente cuando tuvo un hijo. El hombre estaba obsesionada porque el ginecólogo le había visto los genitales. ¿ Como se explica esta cambio radical de conducta ? No lo explicará la sociología. ¿ lo explicará la psicología ? Siempre he mantenido que la psicología es una pseudociencia. Lo único científico son las neurociencias pero son incapaces de explicar el sentido de lo que hacemos. Considero que la única teoría consistente que arriesga explicaciones es el psicoanálisis. Sobre todo el psicoanalisis lacaniano, que entiende la psicosis como una estructura y no como un síntoma.La psicosis es una estructura en la que falta algo que podemos compensar con identificaciones imaginarias pero que se sostiene de una manera muy precaria. y cuando deja de sostenerse aparece lo insoportable y hay que compensarlo con un delirio paranoico. Justamente Lacan decía que lo que ha fallado en la psicosis es la función paterna. Por esta razón cuando un psicótico sin síntomas ocupa el lugar del padre es cuando todo se derrumba. ¿ Qué pasa entonces ? Que se defiende construyendo una metáfora delirante, como el sujeto que nos ocupa, basado en los celos.

ANÁLISIS DE CONCEPTOS : EL DELIRIO

Resultat d'imatges de delirio


Escrito por Luis Roca Jusmet


   Este escrito quiere analizar el concepto de delirio. ¿ Como analizamos un concepto ? Comenzaré por el riguroso estudio que el filósofo italiano Remo Bodei elabora sobre la cuestión,cuestionando radicalmente la tópica polarización convencional entre racionalidad/irracionalidad (delirio, locura). Lo que reivindica Bodei es que detrás de cualquier delirio siempre hay una lógica que tiene como función la reconstrucción de un psiquismo devastado.
Con ello  quiere sustituir el despedazado mundo mental anterior por algo nuevo que tenga una coherencia, aunque sea la del delirio. A medida que éste avanza como un alud psíquico el sujeto se aferra a él como a un clavo ardiendo. En su deriva va aumentando, paradójicamente, la certeza que tiene el sujeto a partir su propia reconstrucción delirante. Esto es lo que le hace atrincherarse cada vez más en su discurso y defenderse desde la falsa evidencia de la certeza absoluta. El delirante puede tener intuiciones muy agudas pero siempre las sobreinterpreta, de forma que la inteligencia, sin desaparecer, se pone al servicio de una lógica interna sin fisuras. La paranoia es el ejemplo paradigmático de este proceso, ya que en ella se quiere mantener la integridad del yo sosteniéndolo con sus identificaciones imaginarias que cierra herméticamente. De esta manera va transformando su angustia en una acusación contra un mundo externo que se presenta amenazador, como un Otro perseguidor. El filósofo italiano analizará otros aspectos específicos del delirio: su carácter metafórico, no reconocido como tal por el sujeto del delirio; la lógica excesivamente simétrica, rígida, donde pueden confundirse registros diferentes, con unos conceptos hiperinclusivos (que incluyen aspectos no convencionales  a los que se llega por una asociación  puramente subjetiva que resulta totalmente arbitraria para los otros.).
  Hay una gran afinidad entre este planteamiento y el del psicoanálisis, en el que en buena parte Remo Bodei se ha inspirado. Freud ya decía que hay en el delirio un núcleo de verdad. y en esta misma línea Lacan lo concibe como una reconstrucción simbólica del psicótico para defenderse de una devastación psíquica total. Lacan, que ya antes de descubrir el psicoanálisis había trabajado desde la psiquiatría el tema de las psicosis, plantea una elaboración teórica muy rica, efectuada desde la clínica, que abarca desde sus primeros estudios sobre la psicosis paranoica hasta sus últimos trabajos sobre Joyce. Sus referencias teóricas son su Seminario III (“Las psicosis”) y el texto “De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de las psicosis” y las dos  tienen como base el análisis freudiano de las Memorias de Scherber. Pero cuestiona que la construcción paranoica sea una defensa contra el deseo homosexual y no de la devastación psíquica a que conduce la psicosis. Lo que Lacan aprovechará de Freud será más la letra pequeña que las conclusiones.  Pero también continuará el proyecto, más o menos explícito en Freud, de explicar la psicosis a través de un mecanismo específico diferente de la represión (que es el propio del neurótico) y del la negación (específico del perverso). El psicótico experimenta fenómenos elementales que podríamos incluir inicialmente en el registro del imaginario (voces y alucinaciones) pero que adquieren sentido a partir  del discurso  que hay detrás,  que pertenece a lo simbólico y  por lo tanto al lenguaje. La estructura clínica psicótica se forma a partir de un mecanismo específico, que es el de la forclusión, que literalmente quiere decir la prescripción de una investidura, lo cual quiere decir que el sujeto queda privado de entrar en el orden simbólico, ya que esta inscripción es producto de la sustitución del significante del Deseo de la Madre por la metáfora paterna del Nombre-del-Padre.

 ¿Que quiere decir Lacan con esta formulación tan críptica para los no iniciados en su vocabulario? Lo que quiere manifestar es que el niño goza del contacto con el Otro Primordial (que puede ser la madre biológica o quién la represente) y que este goce deja una huella  (que es lo que Freud llama la identidad de la percepción, que consiste en alucinar la presencia de la Madre cuando ésta no está presente). El niño está aquí totalmente a merced de la Madre como el Otro Primordial  y es la entrada en el Orden simbólico (el Gran Otro) el que le permite  poner un límite a este goce y salir de él. Esto sólo es posible a través de la represión primordial del significante asociado al recuerdo de este goce con la Madre, que queda  sustituido por otro significante que representa la identificación simbólica con el Padre a través del Ideal del Yo. Este proceso  pone un límite al goce y posibilita la aparición del deseo, pero crea  un sujeto dividido, que es a la vez sujeto del inconsciente y sujeto simbólico. Así, si este proceso no es posible y éste otro simbólico del lenguaje y de la ley que nos separa del Uno primordial del goce no se consolida, entonces éste es  expulsado del psiquismo y aparece como un real insoportable que forma parte de la realidad. Falla la separación del Otro, lo cual tiene como consecuencia una irrupción psicótica que provoca el derrumbe autista (la esquizofrenia) o una reconstrucción simbólico-imaginaria de carácter delirante ( la paranoia) para evitar esta devastación psíquica total . Hay en el paranoico una certeza delirante del yo imaginario, en la que falla la simbolización, en el que no se acepta al Gran Otro pero al mismo tiempo se queda completamente a merced del Otro perseguidor y queda absolutamente  atrapado por su mirada, por su voz. Lo que hace siempre el paranoico es mantener los significantes independientemente de los significados, con lo que lo simbólico y el imaginario quedan totalmente desvinculados.
  Pero el Lacan de los años setenta vuelve sobre el tema y lo hace de una manera inquietante al plantear la locura como algo constitutivo de lo humano. Todos los hombres deliran, llegará a afirmar Lacan en esta época, porque siempre hay un agujero en lo simbólico, ya que falla la simbolización de lo real,  y no solo en los psicóticos. El tema de la locura en Lacan es complejo y para él no sería ni lo mismo la locura que la psicosis ni tampoco un fenómeno específico de ella, ya que puede haber una locura histérica o una psicosis compensada. En el texto más hegeliano de los Escritos de Lacan “Sobre la causalidad psíquica” ( cuya referencia filosófica es La Fenomenología del Espíritu de Hegel) en el que la locura se presenta, por una parte, como inseparable de la subjetividad y del psiquismo, que es un efecto del lenguaje y por lo tanto ligado al ser parlante. La locura tiene también relación con la infautación del yo, con la creencia delirante en el propio yo basada en  la identificación su imagen idealizada. Massimo Recalcati, brillante psicoanalista italiano, traza un lúcido recorrido sobre lo que considera las cuatro tesis de Lacan sobre la locura. En la primera la locura aparece como algo inseparable de la libertad, como el mismo  límite de la libertad (y no como dice la psiquiatría convencional un insulto o una traba para ella).
 En la segunda tesis la locura es la exclusión del Otro simbólico, proceso que lleva a una identificación puramente imaginaria en la que no hay un otro simbólico que la sostiene. La identificación es entonces monolítica, absoluta y se transforma en  una certeza que no permite la distancia. En la tercera tesis elabora una teoría edípica sobre la locura, en la que mantendrá, al igual que la anterior, que la locura se produce por una falta simbólica. La cuarta tesis es sobre el carácter universal del delirio es que hay una diferencia entre la locura como fenómeno psíquico y la psicosis como estructura psíquica, por lo que la locura  como fenómeno puede aparecer en cualquier subjetividad y en cualquiera de las estructuras clínicas señaladas por Lacan (psicosis, neurosis, perversión). Creo que la afirmación de Lacan puede asumirse con reservas en la medida en que recoge el gran hallazgo freudiano de romper el límite infranqueable entre el sujeto normal y el anormal. Los mecanismos no son los mismos pero responden siempre a una lógica a que ningún humano le es ajeno, ya que ni la represión, ni la negación ni la forclusión son exclusivas del neurótico, del perverso y del psicótico. Los sujetos normales quizás no son otra cosa que sujetos adaptados al medio a través de una normalización social, pero tienen implícita una estructura neurótica, psicótica o perversa que está compensada pero que en cualquier momento se puede desencadenar de manera manifiesta. En la película Él de  Luis Buñuel  (muy apreciada, por cierto, por Lacan) podemos ver a un sujeto de estructura psicótica que vive perfectamente adaptado al entorno social y que únicamente desencadena en forma de delirio de celos a partir un acontecimiento contingente (el encuentro con la Mujer).

Temas

. .LUIS ROCA JUSMET ABUSOS SEXUALES A NIÑOS ADA COLAU. AGUSTIN BASAVE AGUSTIN GARCIA CALVO AGUSTIN GARCIA CALVO. AJOBLANCO ALAIN BADIOU ALBERT CAMUS ALBERTO MONTERO ALEGRÍA; DOLOR ALEJANDRO TEITELBAUM ALEXANDER KÒJEVE ALEXANDER NEHEMAS ALFRED HITCHCOCK AMADOR FERNANDEZ-SAVATER AMARTYA SEN AMOR AMSTERDAM ANA AZANZA ANALISI POLïTICO ANALISIS POLITICO ANDRÉ MALRAUX ANDREA GREPPI ANGEL DIAZ DE RADA ANNA QUINTANAS ANTONIO DAMASIO ANTONIO J. ANTON FERNANDEZ ANTONIO MUÑOZ MOLINA ANTONIO ORIHUELA ANTROPOLOGIA ARISTOTELES ARISTÓTELESARISTOTELES ARLIE RUSSELL HOCHSCHILD ARNOLD i. DAVIDSCON ARNOLD i. DAVIDSON ARTE ARTES MARCIALES ARTHUR ROSENBERG ATEISMO AUTOBIOGRAFIA AUTORIDAD BALTASAR GRACIAN BANSKY. BARCELONA BELLEZA BERLIN BERTRAND RUSSELL. BIOETICA BIOPOLITICA BRIAN GOLDWIN BRUCE ROSENBLUM BRUNO BETTELHEIM BUDAPEST BUDISMO CARLO SAVIANI CARLOS CASTILLA DEL PINO CATHERINE MILLOT CESAR RENDUELES CHANTAL MOUFÉE CHARLES TAYLOR CHARLES TILLY CHINA CHRISTINE ANGOT CIBERESPACIO CIBERGUERRA CIBERSEXO CINE CINISMO CIORAN CIUDADANO BIOLOGICO CLAUDE LEFORT CLAUDIO NARANJO CLEMENCE ROSSET CLEMENCE ROSSET. ClÉMENT ROSSET COMUNISMO CONFUCIO CORNELIUS CASTORIADIS COSMOPOLITISMO CUERPO CULPA DANIEL BLANCHARD DANIEL COHEN DANIEL GOLEMAN DANIEL KAHNEMAN DARIAN LEADER DAVID H. FINKENSTEIN DAVID HELD DAVID HUME DAVID HUME. DAVID LYNCH DELIRIO DEMOCRACIA DEPORTE DERECHO DERECHOS HUMANOS DESCARTES DESEO DIANA S. RAVINOVICH DIDACTICA DE LA FILOSOFIA DIGNIDAD DOLOR DOLOR. SLAVOJ ŽIZEK DOMENICO MORO ECONOMIA CRITICA EDUARDO GALEANO EDUCACION EJERCICIOS ESPIRITUALES EL CUIDADO DE SI EL VIEJO TOPO ELEANOR ROSCH EMOCIONES ENEAGRAMA ENSAYO EPICTETO. EPICUREISMO EPISTEMOLOGIA ERASMO DE ROTTERDAM ERICH FROMM ERNESTO LUCLAU ERNST CASSIRER. ERNST JÜNGER ESCRITURA ESCUELA DE KYOTO ESQUIZOFRENIA ESTADIO DEL ESPEJO ESTETICA ESTOICISMO ETA EUGENIO TRÍAS EUSKADIKO EZQUERRA EUTANASIA EVA ILLOUZ EVAN THOMPSON EXPERIENCIA FALANGE FASCISMO FELICIDAD FELIPE MARTINEZ MARZOA FÉLIX GUATARI FELIX GUATTARI FÉLIX OVEJERO. FERNANDO DIAZ FERNANDO SAVATER FILOSOFIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA FILOSOFIA DE LA CIENCIA. FILOSOFIA DE LA CULTURA FILOSOFIA DEL CUERPO FILOSOFIA DEL LENGUAJE FILOSOFIA ESPAÑOLA FILOSOFIA MORAL FILOSOFIA MORAL. FILOSOFIA Y CHINA FILOSOFIA Y FISICA FILOSOFIA Y LOCURA FILOSOFIA Y MEDICINA FILOSOFIA Y PSICOANALISIS FRANCESC TOSQUELLES FRANCISCO J. VARELA FRANCISCO VAZQUEZ GARCIA FRANÇOIS ANSERMET FRANÇOIS CHENG FRANÇOIS JULLIEN FRANÇOISE DOLTO FRED KUTTNER FREUD FREUD. GAIZKA FERNANDEZ SOLDEVILA GEOGRAFIA GEORGES BATAILLE GEORGES BATAILLE.ELISABETH ROUDINESCO GEORGES CANGUILHEM GEORGES DIDI-HUBERMAN GERARD GUILLERAULT GERARD MENDEL GERARDO PISARELLO GERD BAUMANN GILLAD ATZMON GILLES DELEUZE GILLES LIVOPETSKY GIOGIO COLLI GIORGIO AGAMBEN GIORGIO COLLI GIOVANNI ARRIGHI GLOBALIZACION GOETHE GONÇAL MAYOS GREGORIO LURI GUILLEM MARTINEZ GUINEA ECUATORIAL GUSTAVO BUENO GUY DEUTSCHER HANNA ARENDT HAQ HEGEL HERVE TANQUERELLE HISTORIA HOBBES HOLANDA HOLDERLIN HUMBERTO MARTURANA. IAN HACKING IAN PARKER IDENTIDAD IDENTIFICACIÓN IDEOLOGIA IGNASI ALBADI ILLYA PRIGOGINE IMAGINACIÓN IMAGINARIO IMMANUEL KANT IMMANUEL WALLERNSTEIN INDIA INTELIGENCIA EMOCIONAL INTELIGENCIAS MÚLTIPLES INTERCULTURALISMO JACOBO MUÑOZ JACQUES LACAN JACQUES LACAN; SLAVOJ ŽIZEK JACQUES LACAN. JACQUES RANCIÈRE JAIME PASTOR JAVIER PÉREZ ANDÚJAR JAVIER PETEIRO JEAN ALLOUCH. JEAN FRANÇOIS BILLETER JEAN MARIE GUYAU JEAN OURY JEAN PAUL SARTRE JEAN-LOIS BEAUVOIS JEREMY CORBIN JEROME KAGAN JESÚS ESQUERRA GÓMEZ JOAQUIN ABELLAN JOHN GRAY JOHN LOCKE JOHN NART JOHN READ JOHN SCOTT JOHN STUART MILL JOHN STURAT MILL JORDI AMAT JORDI RIBA JORDI ROCA JUSMET JORGE ALVAREZ YAGÚE JORGE LUIS BORGES JOSÉ ALVAREZ JUNCO JOSE ANGEL RODRIGUEZ RIBA JOSE ANTONIO CERRILLO JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS JOSE LUIS MONEREO JOSE LUIS MORENO PESTAÑA JOSE MANUEL ROCA JOSE Mº TORTOSA JOSEBA ARREGI JOSEP FONTANA JOSEP MOYA JUAN CARLOS USÓ. DROGAS JUAN COLOMAR JUAN MANUEL NAREDO JUDITH SHAKLAR JULIAN MARÏAS JUNG JUSTICIA KANT KAREN AMSTRONG KARL MARX KARL POLANYI KATE PICKETT KIERKEGAARD KOJIN KARATANI KWAME ANTHONY APPIAH KWANE A. APPIAH LEIBNITZ LEIBNIZ LEON BLUM LEOPARDI LESLIE JAMISON LIBERALISMO LIBERTAD LIGA COMUNISTA LIGA COMUNISTA REVOLUCIONARIA LO REAL LOCURA LOGICA LOREN M.MOSHER LOUIS ALTHUSSER. LUDWIG WITTGENSTEIN LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET LUIS ROCA JUSMET. LUIS VEGA REÑÓN MANUEL ATIENZA MANUEL FERNANDEZ BLANCO MANUEL SACRISTAN MARC PERELMAN MARCO AURELIO; MARGARITA VON TROTTA MARIO MONTINARI MARQUES DE CONDORCET MARTIN ALONSO MARTIN GARDNER MARTIN HEIDEGGER MARX. MASSIMO RECALCATI MATTHEW STEWART MAURICE MERLAU PONTY MAURICE MERLEAU PONTY MECANICISMO MENCIO MICHEL FOUCAULT MICHEL FOUCAULT. MICHEL J.SANDEL MIGUEL ABENSOUR MIGUEL BASSOLS MIGUEL MOREY MIGUEL POVEDA MIQUEL BASSOLS MIRCEA ELIADE MONTAIGNE MONTSERRAT GALCERAN MONTSERRAT RODRIGUEZ MULTICULTURALISMO MULTINACIONALES MUNDOS PARALELOS MÚSICA NACIONALISMO NAZISMO NEOLIBERALISMO NEPAL NEUROCIENCIAS NICOLAS SANCHEZ VARELA NIETZSCHE NIKOLAS ROSE OCTAVE MANNONI ONTOLOGIA OPUS DEI ORTEGA Y GASSET PABLO CIACCIARI PABLO IGLESIAS. PACO FERNANDEZ BUEY PARANOIA PARRESIA PATERNIDAD PAUL RICOUER PAUL THOMAS ANDERSON PECADOS CAPITALES PEDAGOGIA PEDRO LAIN ENTRALGO PERCEPCIÓN PERE SABORIT PERE SABORIT. PEREZA PERSONA. PERVERSiÖN PHILIP PETTIT PHILIPPE PETTIT PIERRE BAYLE PIERRE CLASTRES PIERRE HADOT PIERRE MAGISTRETTI PLACER PLATON PLATON. PODEMOS PODEMOS UNIDOS PODER PASTORAL PODER; LIBERTAD POESIA POPPER PRIMAVERA PSC PSICOANALISIS PSICOANALISIS Y MEDICINA PSICOANALISIS Y NEUROCIENCIAS PSICOANALISIS Y POLITICA PSICOANALISIS. PSICOLOGIA PSICOSIS PULSION PULSIÓN DE MUERTE QUENTIN MEILLLASOUX RAFAEL BURGOS RAFAEL DIAZ SALAZAR RAFAEL LÓPEZ ROMO RAMON CASARES RAMON RODIGUEZ PRADA RAYMOND ARON RAYMOND DEPARDON RECONOCIENTO REMO BODEI REPUBLICANISMO RESPETO RESPONSABILIDAD RICHARD A. CLARKE RICHARD P. BENTALL RICHARD PEET RICHARD RORTY RICHARD RORTY. RICHARD SENNETT RICHARD WIKINSON ROBERT K. KNAKE ROBERTO AUGUSTO ROBERTO EXPÓSITO ROBERTO MUSIL ROBERTO SAVIANA ROGER BARTRA ROUSSEAU RUDIGER DAHLKE SALVADOR LOPEZ ARNAL SAMI-ALI SAMURAI SANDOR MARAI SANTIAGO CASTELLANOS SANTIAGO LOPEZ PETIT SCHOPENHAUER SENECA SENSACIONES SENTIMIENTOS SEXUALIDAD SHAKESPEARE SHELDON S.WOLIN SIGMUND FREUD SIMBOLICO SIMONE WEIL SLAVOJ ŽIZEK SOCIALDEMOCRACIA SOCIEDAD SOCIOLOGIA SOCIOLOGIA. SOCRATES SÓCRATES. SPINOZA SUICIDIO SUJETO SUPERYO. SYRIZA TAISEN DESHIMARU TAOISMO TEORIA POLITICA TEORÍA POLíTICA TERRY EAGLETON THORDWARLD DETHLESFSEN TIEMPO TIM JACKSON TOMAS R. VILLASANTE TONY JUDT TOTALITARISMO TRANSICION TTIP TZEVAN TODOROV TZVETAN TODOROV VALENTIN GALVAN VEJEZ VERDAD VERGUENZA VIAJES VIENÇ NAVARRO VIOLENCIA VITALISMO W.O. QUINE WALTER BENJAMIN WALTER SCHIMID WITTGENSTEIN YAMAMOTO TSUNETOMO. ZYGMUND BAUMAN